La Fiesta del Desayuno ( Eid Al Fitr)

Resumen del tema

Eid Al-Fitr es una bendición, alegría y adoración. Es completar lo que se ha obrado en el mes del Ramadán. En él se paga al-zakat del desayuno que purifica al ayunador de cualquier chisme u obscenidad. En el Eid aparecen muchos de los conceptos humanos y sociales del Islam, porque se acercan los corazones con amor y se reúne la gente después de mucha lejanía. También se recuerda el derecho de los pobres en la sociedad musulmana hasta que llega la alegría a todas las casas y la bendición a todas las familias.

Primer Jutba

Al-lah Akbar, Al-lah Akbar, La Ilaha Il-la Al-lah, Al-lah Akbar, Al-lah Akbar Al-lah Akbar wa lil-lah il Hamd.

¡Musulmanes! Protéjanse del castigo de Al-lah con medidas efectivas. Aférrense al Islam por la cuerda más segura. Procuren la complacencia de su Señor a través de la obediencia a Él. Prevénganse de Su ira evitando desobedecerlo

Hermanos musulmanes, toda comunidad tiene alguna celebración que repite en momentos específicos. Estas celebraciones suelen incluir sus símbolos, ritos y conceptos fundamentales propios. Además, toda comunidad se regocija y se alegra en sus festividades. Se ponen sus mejores galas y las declaran un momento especial, y hasta las realizan en un lugar especial que honran.

Al-lah destinó para cada comunidad, musulmana y no musulmana, un festejo religioso en Su infinita sabiduría y predestinación; y, para algunos, esto no es sino una causa del aumento de su perdición y alejamiento de Al-lah. Dice Al-lah en el Corán: {Que no piensen los incrédulos que si les permitimos seguir con vida esto significa un bien para ellos. Al contrario, es para que acrecienten sus faltas y luego sufran un castigo humillante.} [Corán 3:178]; y dice: {Por cierto que hemos prescrito a cada nación sus ritos para que los observen.} [Corán 11:67] Y dijo Anas, que Al-lah esté complacido con él: “Cuando llegó el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, a Medina, nosotros teníamos dos festividades (paganas) donde solíamos divertirnos. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: ‘Al-lah os las ha cambiado por otras dos festividades mejores: ‘Id Al Fiter e ‘Id Al Adha’”.

El Islam tiene dos festividades: ‘Id Al Fiter e ‘Id Al Adha, y ambas son precedidas por grandiosos ritos de adoración, que a su vez son pilares prácticos del Islam. ‘Id Al Ad-ha va precedido por la estadía en ‘Arafah durante el Hayy, el Peregrinaje; e ‘Id Al Fiter va precedido por el gran ayuno de Ramadán, donde el ser humano pasa días y noches benditas esforzándose por complacer a Al-lah y disciplinar su espíritu. Cuando el espíritu satisface sus necesidades es que el ser humano puede acceder a lo lícito y beneficioso que Al-lah permitió a manera de festejo, entretenimiento sano y esparcimiento, y a manera de reunir fuerzas y ánimos para lo que ha de venir.

Tenemos un Hadiz que dice: “En verdad que tu Señor tiene derechos sobre ti, tu cuerpo tiene derecho sobre ti, tu esposa tiene derechos sobre ti… Así que dale a todo el que tenga derechos su derecho”. Algunos de nuestros predecesores decían: “Dad descanso a estos corazones de vez en cuando, pues ellos se agotan como los cuerpos”.

El ‘Id es un ritual islámico público y de mucha sabiduría. Encierra numerosos beneficios en múltiples campos: en la fe, en la adoración ritual, en las relaciones sociales, en los asuntos mundanales y en varios otros campos. {Por cierto que en las mezquitas sólo se de adora a Al-lah, así pues no invoquéis a nada ni a nadie junto con Al-lah.} [Corán 72:18]

En el campo de la creencia y la fe, el ‘Id es una confirmación formal y evidente de la unicidad de Al-lah y Su derecho de ser adorado exclusivamente por Sus criaturas. Esto se hace evidente en todo lo que contiene el ‘Id de ritos, plegarias, caridades y sumisión voluntaria a Al-lah. Dijo Al-lah: {Los agraciamos porque siempre se apresuraban a realizar obras buenas, Nos invocaban con temor y esperanza, y eran sumisos.} [Corán 21:90]

Respecto a los beneficios del ‘Id en el campo de la adoración ritual, son muchos y se expresan claramente en todos sus ritos, que abarcan el rezo, las plegarias y la caridad. Todos estos y muchos más encierran la esencia de la adoración, que es la sumisión, la humildad y el amor por Al-lah. Alguien de nuestros predecesores piadosos dijo: “Quien adora a Al-lah sólo por el temor es un extremista. Quién adora Al-lah sólo por el amor es un hipócrita. Quien adora a Al-lah reuniendo la entrega, el temor de su castigo y el amor por Él, ese es el verdadero adorador. Al-lah dijo: {Conságrate [¡Oh, Muhammad!] al monoteísmo, que ello es la inclinación natural con la que Al-lah creó a los hombres. La religión de Al-lah es inalterable y ésta es la forma de adoración verdadera, pero la mayoría de los hombres lo ignoran.} [Corán 30:30]

También, hay beneficios jurídicos en el ‘Id, pues en estos festejos hay una práctica e implementación de varias descripciones legales de la Shari’a (Ley Islámica), y conservación de las prescripciones de la misma a través de su correcta práctica de forma pública y masiva, para que no corra el riesgo de ser distorsionado o suplantado por prácticas falsas. Durante la implementación práctica de los preceptos legales, también se establece una mejor comprensión y aprendizaje de los mismos en su práctica pública.

Ahora, respecto a los beneficios sociales de este festejo nuestro, mencionaremos el hecho de que en estas ocasiones se fortalece la buena relación entre los hermanos y sirve para apaciguar los conflictos y las enemistades. Se renuevan los lazos fraternales y la solidaridad entre los musulmanes, tal como dice el Hadiz: “El caso de los creyentes en su cariño mutuo, su misericordia mutua y su solidaridad es como el caso de un cuerpo que tiene un órgano padeciendo algún mal, el resto de los órganos sufren con él los síntomas y malestares de la enfermedad”.

Un último beneficio del ‘Id es que representa a toda la comunidad musulmana unida, recurriendo a su Señor para que responda a sus plegarias y ruegos, su sumisión y humildad a Él.

Y por los numerosos beneficios que descienden sobre esta comunidad musulmana en este ‘Id lleno de misericordia y bendiciones, es que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, ordenó que salgan a participar de sus ritos todos los miembros de la comunidad, incluyendo las mujeres menstruantes y otras personas que están generalmente recluidas en sus casas por motivos de fuerza mayor. Umm ‘Atiah dijo: “El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos ordenó que saliéramos al ‘Id Al Fiter y al ‘Id Al Adha todas: las menstruantes, las mayores y las recluidas en sus hogares. Que las menstruantes evitaran el rezo pero testimoniaran con el conjunto de los musulmanes el beneficio y las plegarias. Dije: ‘¡Mensajero de Al-lah! Algunas no tenemos vestidos’. Él dijo: ‘Que sus hermanas les presten de sus vestidos’”. [Bujari y Muslim]

¡Siervos de Al-lah! ¡El rezo! El rezo es la columna de la fe y el que impide la abominación y el pecado. Practíquenlo en grupos en las casas de Al-lah, pues es lo primero por lo que se interrogará al ser humano el Día de la Resurrección, si se acepta, se aceptan las demás obras; y si se rechaza, se rechazarán las demás obras. Y paguen el Zakah de sus bienes para purificar sus almas, pues quien lo paga tiene la bendición sobre su propiedad y tiene anticipada una gran recompensa; pero quien es avaro y no lo paga, se le retira la bendición de su propiedad y se le advierte con un severo castigo.

Ayunen el mes de Ramadán y peregrinen a la casa santa, así entrarán al Paraíso en paz. También, deben recodar el buen trato a los padres y mantener los lazos familiares, porque el éxito espera a quien cumple con esto. Cuiden de sus cónyuges, sus hijos, sus sirvientes y todos los que estén a su cargo. Cumplan con sus derechos, anímenlos a realizar lo que los beneficia y eviten que cometan lo que los perjudica. Al-lah dice: {¡Oh, creyentes! Guardaos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego, cuyo combustible serán los hombres y las piedras, y en el que habrá Ángeles violentos y severos que no desobedecen a Al-lah en lo que les ordena.} [Corán 66:6]; y el Hadiz dice: “Todos ustedes son pastores, y cada uno de vosotros es responsable de su rebaño”.

Al-lah Akbar, Al-lah Akbar, La Ilaha Il-la Al-lah, Al-lah Akbar, Al-lah Akbar Al-lah Akbar wa lil-lah il Hamd

¡Hermanos! Cuídense de cometer Shirk (asociación, idolatría) contra Al-lah en sus plegarias, su pedido de asistencia, sus sacrificios de animales y sus promesas o cualquier otro tipo de adoración, porque el Único que merece ser adorado es Al-lah. Quien comete Shirk contra Al-lah tiene prohibido entrar al Paraíso. Al-lah dice: {A quien atribuya copartícipes a Al-lah, Él le vedará el Paraíso y su morada será el Infierno. Los inicuos jamás tendrán auxiliadores}. [Corán 5:72]

¡Mujeres musulmanas! Teman a Al-lah y obedézcanle y a Su Mensajero. Cuiden de hacer sus rezos, de obedecer a sus esposos y darles su derecho. Sean buenas vecinas. Eduquen a sus hijos con una educación islámica y sobre valores, como la fidelidad y la honestidad.

Que Al-lah nos bendiga, a ustedes y a mí, por el Sagrado Corán con lo que contiene de aleyas y amonestaciones sabias, y que Al-lah nos beneficie con la guía del último Mensajero y sus rectas palabras. Digo esto y pido perdón a Al-lah, para mí y para ustedes y para los demás musulmanes, de todo pecado. Pidan perdón a Al-lah, que Él es Remisorio y Misericordioso.

Segundo Jutba

Al-lah Akbar, Al-lah Akbar. La Ilaha Il-la Al-lah, Al-lah Akbar, Al-lah Akbar, Al-lah Akbar, wa lil-lah il Hamd.

Al-lahu Akbar por cada cosa que creó en los cielos. Al-lahu Akbar por cada cosa que creó en la tierra. Al-lahu Akbar por cada cosa que hay entre ambos. Al-lahu Akbar por la cantidad de cosas, Al-lahu Akbar por lo que contienen todas las cosas, Al-lahu Akbar por lo que tiene registrado el Libro de registro.

¡Hermanos! Este su ‘Id es una magna ocasión y festejo noble que Al-lah ha tenido a bien concedernos a los musulmanes. Al-lah, nuestro Señor, ha legislado para este ‘Id disposiciones beneficiosas y tradiciones proféticas. Es así que para el rezo de ambos ‘Id se prescribe tomar un baño ritual antes de que empiecen, también se puede tomar el baño antes del rezo del Fayer, si se hace difícil después.

También es una Sunna engalanarse con ropas nuevas. Hay un Hadiz que dice: “Por cierto que Al-lah, si da de Su Gracia a uno de sus siervos, gusta de ver los efectos de Su Gracia sobre Su siervo”. Es Sunna lavarse los dientes y perfumarse, recortarse el bigote y las uñas, pero no la barba, por las prohibiciones que hay al respecto. Otra Sunna es comer algunos dátiles antes del desayuno y tomar distintos caminos al ir y volver del rezo.

Sin embargo, la Sunna más exclusiva y característica del ‘Id es el Takbir (decir Al-lahu Akbar), que se pronuncia en voz alta desde la víspera del ‘Id. Se acostumbra desde la salida de la casa hacia el lugar del rezo y hasta que el Imam se dispone a comenzar el Jutba.

El Takbir consiste en decir: Al-lahu Akbar, Al-lahu Akbar. La ilaha il-la Al-lah, Al-lahu Akbar, Al-lahu akbar, walil-lahi al hamd. Esto significa en español: Al-lah está por encima de todo y Suya es la alabanza.

Entre las ventajas del Takbir podemos citar:

Exaltar a Al-lah y llevar la contra a Satanás, degradándolo y humillándolo.

Anunciar el control sobre los deseos, los placeres y los caprichos.

Además, está la obvia razón de anunciar que Al-lah es el más grande en el corazón del musulmán.

Y Al-lah Relacionó esta grandiosa alabanza con el fin del ayuno, pues dice: {Al-lah desea facilitaros las cosas y no dificultároslas; engrandeced a Al-lah por haberos guiado y así seréis agradecidos.} [Corán 2:185]

¡Musulmanes! Ahora corresponde hablar de la limosna de este ‘Id conocida como Zakat Al Fiter, pues Abu Dawud e Ibn Maya citan que Ibn ‘Abbas, qua Al-lah esté complacido con todos ellos, dijo: “Impuso el Mensajero de Al-lah la limosna del Fiter como purificación para el ayunante de los excesos y la transgresión, y como ayuda alimentaria para los pobres”.

Abu Sa’id Al Judrí dijo: “Solíamos pagar Zakat Al Fiter con un sa’ (medida equivalente a unos dos kilos) de trigo o cebada, o un sa’ de dátiles o uvas pasas...”; y se permite pagar con el alimento común de nuestra zona.

Esta limosna es obligatoria para todo musulmán, hombre o mujer, que tenga las posibilidades para darla. Lo mejor es pagarla antes del rezo del ‘Id y se permite adelantarla uno o dos días.

Al-lahu Akbar, Al-lahu Akbar. La ilaha il-la Al-lah. Al-lahu Akbar, Al-lahu akbar, walil-lahi al hamd

¡Teman a Al-lah musulmanes! Y sepan que el Legislador, el Sabio, nos ha prescrito como Sunna ayunar seis días del mes de Shawwal (el décimo mes del calendario lunar islámico) y nos indicó que su significado es la continuidad de una obra buena con otra buena. El Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Quien ayuna Ramadán y luego le sigue con seis días del mes de Shawwal, es como si hubiera ayunado el año completo”. [Muslim]

Esto explica por qué Al-lah hizo que toda buena obra (Hasana) valga diez veces en su recompensa, como dice Al-lah en el Sagrado Corán: {Quienes presenten una buena obra [el Día del Juicio] serán recompensados como si hubiesen hecho diez obras buenas; en cambió, la mala obra será computada como una y se castigará conforme a ella, y nadie será oprimido.} [Corán 6:160]

El ayuno de Ramadán equivale a diez meses, y el de Shawwal a 60 días, y así tenemos 360 días, lo que equivale a un año lunar completo.

También se sabe que lo que más conviene es ayunarlos inmediatamente después del ‘Id. Continuadamente, aunque no hay problema para quien los separa o los retrase hasta mediados del mes o fines del mismo. Este ayuno no es obligatorio ni se hace obligatorio después de ayunarlo una vez. Quien realiza este ayuno recibe una recompensa por él; y quién no lo realiza, no tiene castigo. Es algo recomendable de la Sunna del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él.

Quién lo practica regularmente, pero un año deja de hacerlo por viaje o enfermedad, igual se le registra haberlos ayunado, porque El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo en un Hadiz Sahih: “Cuando se enferma o viaja la persona, se le registra lo mismo que hacía de sano o residente”.

No es permitido ayunar estos seis días antes de compensar por algún día de Ramadán no ayunado, pues es requisito ayunar estos seis días después de haber completado el ayuno de Ramadán, para acabar ayunando así un año completo.

¡Siervos de Al-lah! Se les ha duplicado el tiempo en Ramadán y se han regocijado en él con la adoración ritual y se han purificado al abandonar los pecados. Su enemigo, Iblís, está encadenado en Ramadán y no puede actuar como lo hace el resto del año, y quiere vengarse anulando sus buenas obras y adornándoles las malas obras, así es que cuídense de él encomendándose a Al-lah, y Al-lah es suficiente apoyo; luego, apóyense en la práctica de la obediencia a Al-lah.

¡Siervos de Al-lah! Agradezcan a Al-lah su Gracia y generosidad sobre ustedes, y hagan las cosas necesarias para que esto sea duradero.

Al-lah Dijo: {Ciertamente, Al-lah y sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él.} [Corán 33:56], y el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Quien me exalta una vez, Al-lah lo Exalta diez veces”. ¡Oh Al-lah!, bendice y exalta a Muhammad y a su familia, así como bendijiste y exaltaste a Abraham y a su familia. Tú eres Alabado y Glorificado.