El Tawhid

Resumen del tema

El monoteísmo es la gran base sobre la cual los cielos y la tierra fueron construidos, y por él los humanos y los genios fueron creados y los mensajeros fueron enviados. Entre más unifique el siervo a su Dios con lealtad tanto interior como exterior, más será la seguridad y la guía en la vida y en el Día Final

Primer Jutba

Alabado sea Al-lah, Señor del Universo. Le glorificamos, Le pedimos perdón por nuestros pecados y a Él nos encomendamos. Nos refugiamos en Al-lah del mal que existe en nuestras propias almas y de los perjuicios de nuestras malas acciones. A quien Al-lah guía nadie puede desviar, y a quien extravía nadie puede guiar. Atestiguamos que nada ni nadie merece adoración sino Al-lah, Único, Quien no tiene copartícipe alguno. Atestiguamos que Muhammad es Su siervo y Mensajero. Alabado sea Al-lah, Único y sin socios en Su reino, alabado sea Aquél cuya adoración exclusiva es la principal causa que nos hará entrar al Paraíso.

Hay un asunto que Al-lah, Alabado sea, y Su Mensajero, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, expusieron con bastante claridad, del cual depende la sanidad del corazón y su liberación de toda corrupción, y al mismo tiempo, la salvación; nos referimos a la creencia en el Tawhid, la adoración exclusiva a Al-lah, Único, sin asociarlo con nada ni nadie, y siendo sincero cuando se Lo adore. Dice Al-lah: {Hemos ordenado a quienes recibieron el Libro antes que vosotros, y a vosotros también temer a Al-lah.} [Corán 4:131]

El Tawhid es el gran origen de todo, sobre él se sostienen los cielos y la tierra. Dice Al-lah: {Si hubiese habido en los cielos y en la Tierra otras divinidades aparte de Al-lah, éstos se habrían destruido. ¡Glorificado sea Al-lah, Señor del Trono! Él está por encima de lo que Le atribuyen.} [Corán 21:22], por él es que Al-lah creó al ser humano, al Yin (los genios): {Por cierto que he creado a los genios y a los hombres para que Me adoren.} [Corán 51:56], creó el Paraíso y el Infierno, y él es la razón por la que fueron enviados los profetas, que la paz de Al-lah sea con todos ellos; dice Al-lah: {Por cierto que quienes no creyeron de entre la Gente del Libro y los idólatras serán castigados eternamente en el fuego del Infierno; y éstas son las peores criaturas.} [Corán 98:6], y el Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Quien muera creyendo y siendo consciente de que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, entrará en el Paraíso”.

Creer en el Tawhid tiene grandes beneficios, entre los que podemos mencionar: el perdón de los pecados, que la estadía en el Infierno no será eterna para quien tenga esta creencia (y que por sus pecados haya sido castigado), acerca al creyente a su Señor, le trae paz y seguridad completa al ser, lo libra de desgracias y tribulaciones, y es la mayor guía que tiene la persona en esta vida y en la del más allá. ‘Ubadah, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Quien da testimonio de que nada ni nadie merece adoración sino Al-lah, sin asociarlo con nada ni nadie, y que Muhammad es Su siervo y Mensajero, y que Jesús fue Su siervo y Mensajero, Su Palabra [¡Sé!] que depositó en María y un espíritu que proviene de Él; y que el Paraíso y el Infierno existen y son verdad, Al-lah lo hará entrar en el Paraíso sin importar las faltas que haya cometido”. [Bujari] Dice Al-lah, Alabado sea: {Quienes crean y no desacrediten su fe con ninguna injusticia [idolatría] serán quienes estarán a salvo, y son ellos los encaminados.} [Corán 6:82], y: {No caerán presa del gran terror [del Día del Juicio], y los ángeles acudirán a su encuentro [cuando surjan de las tumbas y les dirán]: Éste es el día que se os había prometido.} [Corán 21:103]

Dice Al-lah, Glorificado sea: {Vosotros [¡Oh, incrédulos!] y cuanto adoráis en vez de Al-lah seréis combustible para el fuego del Infierno donde ingresaréis. Si éstos [ídolos] fueran divinidades como pretendéis, no ingresarían en él; pero todos vosotros junto a lo que adoráis moraréis allí eternamente. En él estarán emitiendo alaridos [por el tormento] y por ello no podrán oír nada. Ciertamente quienes decretamos que fueran creyentes estarán alejados del Infierno.} [Corán 21:98-101] Así, el Tawhid salvará al hombre de las pruebas, tribulaciones y tormentos del más allá, y en esta vida, tenemos uno de los más grandes ejemplos dados por Al-lah al salvar a Su Profeta, Abraham, la paz sea con él, cuando lo arrojaron al fuego: {Dijimos: ¡Oh, fuego! Sé fresco y no dañes a Abraham. Pretendieron deshacerse de él, pero hicimos que ellos fueran los perdedores. Y lo salvamos a él, y también a Lot, en la Tierra que bendijimos para la humanidad [Palestina].} [Corán 21:69-71]

Los Profetas y Mensajeros de Al-lah fueron las personas que más tranquilidad y seguridad tuvieron en sus vidas, debido a que ellos aplicaron la creencia en el Tawhid como se debe y obraron sinceramente por Al-lah. Nuestro Creador nos da un ejemplo de la razón por la cual estos grandes hombres, los Profetas y Mensajeros, fueron las personas mejor guiadas y más seguras que hayan existido, dice el Altísimo: {Sé paciente [¡Oh, Muhammad!] a lo que dicen [como lo fueron los Profetas que te precedieron], y recuerda a Nuestro siervo [el Profeta] David, quien fue dotado con una gran fuerza [física y firmeza en la fe]. Por cierto que él siempre volvía a Al-lah en todos sus asuntos y se arrepentía con sinceridad.} [Corán 38:17]

El Tawhid está dividido en tres partes: Tawhid Ar-Rububiah (la creencia en que el señorío y dominio pertenece sólo a Al-lah), en el que se confirma que Al-lah es el Único Creador de todo cuanto existe; Tawhid Al Uluhiah (la creencia en que la divinidad pertenece sólo a Al-lah) en el que se establece que sólo se debe adorar a Al-lah, sin asociarlo con nada ni nadie; y Tawhid Al Asma’ was Sifat (la creencia en que Al-lah tiene los más bellos nombres y atributos, y que son exclusivos de Él) en el que se aceptan sólo los nombres y atributos que Al-lah o Su Profeta enunciaron, sin interpretaciones ni comparaciones con algo o alguien.

Sobre el Tawhid y sus clases encontramos en el Corán: {Di [¡Oh, Muhammad!]: Él es Al-lah, la única divinidad. Al-lah es el Absoluto [de Quien todos necesitan, y Él no necesita de nadie]. No engendró, ni fue engendrado. No hay nada ni nadie que se asemeje a Él.} [Corán 112:1-4], {Al-lah es Quien creó los cielos y la Tierra e hizo descender la lluvia del cielo con la que hace brotar los frutos para vuestro sustento. Él os sometió las naves para que con ellas surquéis el mar por Su designio, y os sometió los ríos [para que os beneficiéis de ellos]. También sometió el Sol y la Luna, que siguen su curso incesantemente, y dispuso que la noche suceda al día. Él os ha dado todo cuanto Le pedisteis. Sabed que si intentarais contar las gracias de Al-lah no podríais enumerarlas; ciertamente el hombre es injusto, desagradecido.} [Corán 14:32-34], {Es el Señor de los cielos, de la Tierra y de cuanto hay entre ellos. Adórale, pues, y persevera en Su adoración. ¿Conoces a alguien similar a Él?} [Corán 19:65], y: {No hay nada ni nadie semejante a Al-lah, y Él es Omnioyente, Omnividente.} [Corán 42:11] Abu Hurairah relató que el Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Al-lah dijo: ‘¡Gasta (Oh hombre)! ¡Que yo gastaré en ti!’”. También dijo: “La mano de Al-lah está colmada y no le afecta gastar continuamente día y noche”, y dijo: “¿Veis lo que ha gastado desde que creó los cielos y la tierra? Pues no ha disminuido lo que tiene en Su mano; Su Trono estaba sobre el agua y en Su mano está la balanza, elevando o bajando (gente)”. [Bujari y Muslim]

Le pido a Dios perdón por nuestras faltas. Háganlo ustedes también.

Segundo Jutba

Existen varios aspectos que contradicen al Tawhid, por ello, el musulmán debe estar atento a todos y cada uno de estos para no caer en ellos y ser merecedor del castigo infernal eternamente. El Shirk mayor (idolatría, asociación), con todas sus clases, es el contrario total y directo del Tawhid; mientras que el Shirk menor hace que la creencia en la unicidad absoluta de Al-lah no sea completa y perfecta como debe ser. Como ejemplo de lo que hablamos tenemos:

Adorar a otro además de Al-lah o junto con Él, como el suplicarle a uno que no sea Al-lah, porque el Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “La súplica es una forma de adoración”. [Ahmad y At-Tirmidhi]

Ir a los cementerios y hacer oraciones y ritos especiales (mismos que prohíbe por completo el Islam) esperando obtener soluciones a los problemas.

Buscar ayuda y consejo de adivinos y hechiceros, quienes alegan conocer lo oculto. Dice Al-lah, Alabado sea: {Si Al-lah te impone un mal sólo Él podrá apartarlo, y si te agracia con un bien es porque Él tiene poder sobre todas las cosas.} [Corán 6:17]

Obrar por un objetivo mundanal específicamente, para obtener la gloria, ovación y el reconocimiento de la gente, y para que los demás vean lo que hacemos. Dice el Todopoderoso: {Quien desee la vida mundanal y sus placeres solamente, se los concederemos y no será defraudado. Estos son quienes no tendrán en la otra vida sino el castigo del Infierno; lo que hubieren hecho se desvanecerá, y sus obras habrán sido en vano.} [Corán 11:15 y 16]

Obedecer a algún ser para violar las prohibiciones impuestas por Al-lah y Su Profeta, o vedar algo que ellos han decretado como Halal (lícito). Dice el Altísimo: {Tomaron a sus rabinos y a sus monjes por legisladores en lugar de Al-lah [y llegaron a idolatrarlos].} [Corán 9:31]; la explicación clara de esta aleya nos la encontramos en la respuesta que le dio el Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, a ‘Adi Ibn Hatim cuando este afirmó: “Pero no los adoramos (a los monjes y rabinos), el Profeta dijo: ‘¿Acaso ellos no les vedan lo que Al-lah ha decretado Halal y ustedes los obedecen, y les autorizan cometer actos que Al-lah ha establecido como Haram (ilícito) y ustedes lo asumen así?’. Le respondió: ‘Sí, así es’, el Mensajero de Al-lah arguyó: ‘Obedecerlos en estos asuntos es adorarlos’. [At-Tirmidhi y At-Tabarani]

Dice Al-lah: {Hay hombres que toman en lugar de Al-lah a otras divinidades, y las aman igual que a Al-lah; pero los creyentes aman más a Al-lah de lo que éstos aman a sus divinidades.} [Corán 2:165] Amar a otros en lugar de Al-lah o junto con Al-lah, de manera que se les rinda pleitesía y que se les tema sólo como debe hacerse con Al-lah, entonces se está cayendo en una forma más del Shirk.

Todo mundo debe saber que Al-lah, Altísimo sea, no perdona que se lo asocie con algo o alguien; dice: {Al-lah no perdona que se Le atribuyan copartícipes, pero perdona, fuera de ello, a quien Le place. Quien atribuya copartícipes a Al-lah se habrá desviado profundamente.} [Corán 4:116] Por lo tanto, si el camino que le place a Al-lah y que Él Mismo ha establecido para su adoración y creencia es el Tawhid, entonces, quien cometa algún acto de Shirk será merecedor de un terrible castigo en esta vida y en la del más allá en el Infierno: {A quien atribuya copartícipes a Al-lah, Él le vedará el Paraíso y su morada será el Infierno.} [Corán 5:72]

¡Quién de nosotros no quiere seguridad y tranquilidad en este mundo y en la otra vida! ¡Quién de nosotros no quiere entrar en el Paraíso sin ser juzgado y libre de todo castigo! ¡Quién de nosotros no quiere tener una buena vida mundanal y ser salvo el día en el que ni los bienes ni los hijos sirvan de algo!

Por todo lo anterior, cada uno de nosotros debe esforzarse al máximo por aplicar la creencia en el Tawhid de Al-lah y porque nuestras obras sean exclusivamente para Él. Además, es imprescindible que se conozca bien todo lo relacionado a la creencia en el Tawhid, aprendiendo lo que los especialistas y sabios musulmanes de la Sunna y de la Da’wah (divulgación islámica) escribieron al respecto. Leer y estudiar todo lo que estos sabios expusieron con sus pruebas (del Corán y la Sunna) sobre el Tawhid, la creencia verdadera y el Shirk, sus causas y clases, son una luz que ilumina nuestros corazones para ser bien guiados, renovarnos a nosotros mismos y a la sociedad en la que vivimos. No debemos permitir que nuestras diarias ocupaciones nos hagan olvidar este principio fundamental por el cual fueron enviados los Profetas y fue creado el Paraíso y el Infierno. Así que lo mínimo que podemos hacer en este momento es proponernos con sinceridad y conciencia que vamos a aprender todo lo relacionado a la creencia en el Tawhid, para no ser presas de la ignorancia que lleva a muchos a cometer errores que les pueden costar esta y la otra vida. Por eso, pido a Al-lah, el Todopoderoso, que nos dé firmeza para que logremos llevar a cabo lo que nos proponemos y que mejore nuestras vidas, Él es el que responde las súplicas con generosidad.

Musulmanes, Al-lah nos ordenó pedir bendiciones y paz por Su Profeta, dijo: {Ciertamente Al-lah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él.} [Corán 33:56]

Oh Señor soy Tu siervo, hijo de Tu siervo y Tu sierva, mis asuntos están en tus manos, tus órdenes he tratado de llevarlas a cabo, tu decreto sobre mi es justo, te suplico por todos tus nombres con los cuales te has llamado a Ti mismo, o lo hayas revelado en tu libro, o lo hayas enseñado a alguien de tu creación, o lo hayas preservado en tu conocimiento oculto, que conviertas al Corán en lo que revive mi corazón.

Oh Señor me refugio en Ti de las preocupaciones y las tristezas, de la debilidad y la vagancia, de la avaricia y la cobardía, del peso de las deudas y de ser dominado por los hombres.

Oh Dios mío perdona a nuestros vivos y a nuestros muertos, a los que están presentes y ausentes, a nuestros niños y ancianos, a los hombres y a las mujeres.