La Taqwa

Resumen del tema

Temer a Allah es Su mandamiento para los primeros y los últimos, la invitación de los profetas y el lema de los aliados. La verdad del temor es: que el siervo ponga una prevención entre lo que teme y él mismo. Quien teme a Allah construye una fortaleza bien hecha de obediencia entre él y el castigo de Allah y su tortura. Se le encuentra alejado de las cosas prohibidas, apresurado en las buenas obras, y así vive una vida alegre y segura, y en el Día Final consigue un nivel alto y digno

Primer Jutba

Alabado sea Al-lah, Señor del Universo. Le glorificamos, Le pedimos perdón por nuestros pecados y a Él nos encomendamos. Nos refugiamos en Al-lah del mal que existe en nuestras propias almas y de los perjuicios de nuestras malas acciones. A quien Al-lah guía nadie puede desviar y a quien extravía nadie puede guiar. Atestiguamos que no hay otra divinidad excepto Al-lah, Único, Quien no tiene copartícipe alguno. Atestiguamos que Muhammad es Su siervo y Mensajero. Alabado sea Al-lah quien es digno de ser temido, alabado sea aquél quien hizo del Taqwa un escudo contra los pecados y un medio para entrar en el Paraíso.

¡Siervos de Al-lah! Les recomiendo, tanto como a mí mismo, el temor reverencial a Al-lah. Pues este temor de Al-lah (taqwa) es la suma de todos los bienes y es la virtud que más se menciona en el Corán. At-Taqwa es un medio y una señal que guía a todo bien, oculto o aparente. Y no hay mal alguno, ni interno ni externo ni terrenal ni espiritual, contra el cual At-Taqwa no sea un escudo y protección.

Deben saber, ¡siervos de Al-lah!, que At-Taqwa es la recomendación misma de Al-lah a todos los seres humanos, a los primeros y a los últimos. Dijo Al-lah: {A Al-lah pertenece cuanto hay en los cielos y la tierra. Hemos ordenado a quienes recibieron el Libro antes que vosotros, y a vosotros también, temer a Al-lah. Si no creéis, a Al-lah pertenece cuanto hay en los cielos y la tierra. Al-lah es Opulento, Loable.} [Corán 4:131]

También, es la prédica de los profetas, la paz sea con ellos, y el signo de los cercanos a Al-lah: {Su hermano Noé les dijo: Temed a Al-lah.} [Corán 26:106] Y los cercanos a Al-lah son los que creen en Al-lah y Le temen.

La expresión árabe At-Taqwa hace referencia a que el ser humano ponga entre él y lo que teme una defensa y protección. Y nuestro Señor Al-lah es el que merece ser temido, pues Él es el Único Adorado, Temido, Alabado y Glorificado.

‘Ali Ibn Abi Talib, que Al-lah esté complacido con él, dijo que At-Taqwa es: “Temerle al Glorioso, obrar según Su revelación, contentarse con poco y prepararse para el Día de la Resurrección”.

Ahora, es menester, queridos hermanos, que conozcamos las características de los timoratos (muttaqin) para que así, tal vez, nos contemos entre ellos. Los muttaqin, hermanos, se caracterizan por la fe en Al-lah, la práctica del rezo y dar limosna por la Causa de Al-lah. También, podemos citar la fe en lo que Al-lah Reveló y la certeza del Día del Juicio.

Al-lah dijo: {Alif. Lam. Mim. [Éstas son letras del abecedario árabe que aparecen en el comienzo de algunas suras y, a pesar del esfuerzo de los exegetas por interpretarlas, sólo Al-lah conoce su significado.]Este Libro [el Corán], en el cual no hay duda [que sea la Verdad proveniente de Al-lah], es una guía para los muttaqin. Aquellos que creen en lo oculto [lo que no pueden ver: Al-lah, los Ángeles, los Libros Sagrados revelados anteriormente, los Profetas predecesores, el Día de la Resurrección y el Destino], practican la oración prescrita y dan en caridad parte de lo que Al-lah les ha proveído. Creen en lo que te ha sido revelado [¡Oh, Muhammad!], en lo que fue revelado anteriormente, y están convencidos de la existencia de la otra vida. Esos son quienes siguen la guía de tu Señor y quienes triunfarán.} [Corán 2:1-5]

Otras características de Al Muttaqin son: el cumplimiento de las promesas y la paciencia ante los daños y las desgracias. Al-lah dijo: {La piedad no consiste en orientarse hacia el oriente o el occidente [al rezar], sino que consiste en creer en Al-lah, el Día del Juicio, los Ángeles, el Libro, los Profetas; hacer caridad, a pesar del apego que se tiene por los bienes, a los parientes, huérfanos, pobres, viajeros insolventes, mendigos y cautivos; hacer la oración prescrita, pagar el Zakat, cumplir con los compromisos contraídos, ser paciente en la pobreza, la desgracia y en el momento del enfrentamiento con el enemigo. Esos son los justos, esos son los temerosos de Al-lah.} [Corán 2:177]

Otra de sus características es el pedir perdón por sus pecados. Al-lah dijo: {Y apresuraos a alcanzar el perdón de vuestro Señor y un Paraíso tan grande como los cielos y la tierra, reservado para los piadosos. Quienes hacen caridad, tanto en los momentos de holgura como en la estrechez, controlan su cólera y perdonan a los hombres, sepan que Al-lah ama a los benefactores. Aquellos que al cometer una obscenidad o iniquidad, invocan a Al-lah pidiendo perdón por sus pecados, y no reinciden a sabiendas, sepan que sólo Al-lah perdona los pecados.} [3:133-135]

El tener Taqwa para con Al-lah y el vivir de acuerdo a esta actitud y sentimiento trae al ser humano infinidad de beneficios. Es que At-Taqwa es una forma de vida que encierra grandes virtudes.

Entre estas virtudes magníficas podemos mencionar las siguientes:

Da a la persona amplitud de visión, de forma que adquiere el criterio para distinguir entre el bien y el mal. Al-lah dijo: {Temed a Al-lah; pues, si sois piadosos, Él os agraciará con el conocimiento. Al-lah es conocedor de todas las cosas.} [Corán 2:282] y dijo: {¡Oh, creyentes! Si teméis a Al-lah, Él os concederá la guía y el conocimiento con el que podréis discernir [lo verdadero de lo falso], absolverá vuestras faltas y aceptará vuestro arrepentimiento; y Al-lah es el poseedor del favor inmenso.} [Corán 8:29]

Al-lah acepta las obras buenas de quien tiene Taqwa. Al-lah puso en boca de Abel, hijo de Adán, la paz sea con él, las siguientes palabras: {Al-lah sólo acepta [las ofrendas] de los piadosos.} [Corán 5:27]

Quien tiene Taqwa se convierte en la criatura más noble ante Al-lah. Dijo Al-lah: {En verdad, el más honrado de vosotros ante Al-lah es el más timorato.} [Corán 49:13]

Quienes tienen Taqwa estarán a salvo del fuego del Infierno. {¡Oh, creyentes! ¡Temed a Al-lah y creed en Su Mensajero! Os multiplicará así Su misericordia, os agraciará con una luz [de Su guía] con la que transitaréis, y os perdonará vuestros pecados. Al-lah es Absolvedor, Misericordioso.} [Corán 57:28]; y dijo Al-lah: {Por cierto que todos vosotros lo contemplaréis [al Infierno] y ésta es una determinación irrevocable de tu Señor. Luego, salvaremos a los timoratos y dejaremos en él a los inicuos de rodillas.} [Corán 19:71-72]

Quienes tienen Taqwa serán los triunfadores y moradores del Paraíso. Al-lah dijo: {Ése es el Paraíso que haremos heredar a quienes de Nuestros siervos hayan sido timoratos.} [Corán 19:63]

Le pido a Dios perdón por nuestras faltas- Háganlo ustedes también.

Segundo Jutba

Es así, hermanos, que vimos el significado de At-Taqwa y algunas de sus virtudes.

La recompensa que Al-lah tiene reservada para los muttaqin es Su presencia permanente cerca de ellos, el descenso de bendiciones sobre ellos, la mayor facilidad en sus asuntos, procurarles una salida siempre que estén en apuros y, finalmente, la recompensa en el Paraíso.

Al-lah dice: {Temed a Al-lah y sabed que Al-lah está con los piadosos} (2:194); y dice: {Y si los habitantes de las ciudades [a las que les enviamos Nuestros Mensajeros] hubieran creído y se hubieran protegido con Taqwa, habríamos abierto para ellos las bendiciones del cielo [las lluvias] y de la tierra [los cultivos y frutos]; pero desmintieron [Nuestros signos] y les castigamos por lo que habían cometido} [Corán 7:96]; y {…y sabed que Al-lah siempre le dará una salida a quien Le tema.} [Corán 65:3]

También, sería beneficioso que conozcamos algunas de las enseñanzas de nuestros predecesores en el Islam respecto al Taqwa, como aquel que dijo aconsejando a alguien: “Te aconsejo el temor de Al-lah, Quien te acompaña hasta en tu intimidad y te vigila en tu vida pública. Toma en cuenta a Al-lah en todo momento. Teme en proporción de Su cercanía a ti y de Su poder sobre ti”. También se dijo: “Teme a Al-lah para que sea tu compañía más llevadera”.

¡Subhana Al-lah! ¿Acaso no te avergüenzas de cometer los pecados ante Al-lah con la misma vergüenza que sientes al pecar ante la gente creada por Él? Tú que te esfuerzas por presentar tus buenas obras ante la gente, ¿no te da vergüenza presentarte con pecados ante Quien está más cerca de ti que tu vena yugular?

Así pues, les recomiendo fuertemente, y a mí, aprovisionarse para el camino con el temor de Al-lah, At-Taqwa, pues Al-lah dice: {Aprovisionaos para el viaje y [sabed que] la mejor provisión es At-Taqwa. Temedme ¡Oh, dotados de buen discernimiento!} [Corán 2:197]; y Dice: {¡Oh, creyentes! ¡Temed a Al-lah! Y Que cada alma considere cuánto ha realizado para [el Juicio de] mañana. ¡Y temed a Al-lah!, porque Al-lah está bien informado de cuanto hacéis. No seáis como quienes se olvidaron de Al-lah [y Le desobedecieron], por lo que Él hizo que se olvidaran de sí mismos [y no realizaran obras piadosas]. Éstos son los descarriados.} [Corán 59:18-19]

Pidan bendiciones por el Profeta Muhammad, tal como Dios se lo ordena: {Ciertamente Al-lah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él.} [Corán 33:56]

¡Oh Al-lah! Me refugio en Ti de desviarme o ser desviado, de equivocarme o de que me precipite en el error, de oprimir y ser oprimido, de ser ignorante o que sean ignorantes conmigo.

¡Oh Al-lah! Tú eres el Soberano, no existe dios excepto Tú. Tú eres mi Señor y yo soy tu siervo. He sido injusto con mi alma, reconozco mis pecados, perdona todas mis culpas, y mis faltas porque nadie perdona los pecados sino Tú. Guíame hacia los mejores modales, no guía a ellos sino Tú. Aleja de mí las malas obras, no las aleja sino Tú.

¡Oh Al-lah! Perdóname tanto los pecados que cometí como lo que dejé de hacer, y aquellos que haya cometido en secreto y públicamente, y lo que haya malgastado, como también de aquellas cosas que Tú bien sabes de mí.